‘Ara que tinc 70 anys’

El cantautor Joan Manuel Serrat ingresa hoy en la setentena siendo un referente musical para varias generaciones

Joan Manuel Serrat Roser Vilallonga

Cultura | 27/12/2013

LLUÍS BONET MOJICA
Hoy puede ser un gran día. / Plantéatelo así, / aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti. Así lo cantaba en una de sus célebres canciones y así se lo debe plantear hoy, 27 de diciembre, cuando alcanza la condición de septuagenario (antes casi una proeza; actualmente un escalón más en la larga escalera de la vida). Pero Joan Manuel Serrat siempre lo ha tenido muy claro: por eso, hace ya tiempo, creó este aforismo: “No pesan los años, sino los daños”.
En el 2004 no quiso cancelar la gira con su nuevo disco Versos en la boca, aunque ya padecía una enfermedad que hizo pública en 2005 y que le llevó al quirófano. Lo superó plenamente. Con coraje y humor, dos virtudes que siempre le han acompañado en su dilatada trayectoria humana y artística. Pasado aquel trance nos comentaba: “Me siento extraordinariamente mejor. Entre otras cosas, porque le he visto la cola al lobo. Poder salir airoso de una historia semejante hace que te sientas muy bien. De todas maneras, a partir de una cierta edad, lo que la vida te va dando ya es de propina. A mí la vida me está dando una propina muy generosa, y yo trataré de estar al nivel de este regalo que me da”.
Joan Manuel Serrat vino al mundo el 27 de diciembre de 1943. Nació en un hogar de perdedores. Su padre era obrero y antiguo militante de la CNT; su madre, una campesina aragonesa, originaria de Belchite. Durante la inmediata posguerra pasaron toda clase de penurias, al igual que muchas familias que intentaban sobrevivir. Como después relataría en su canción El meu carrer, nació en la calle Poeta Cabanyes, en el Poble Sec.
En 1984, cuando le entrevistamos por su disco Fa vint anys que tinc vint anys, donde actualizaba la mítica canción Ara que tinc vint anys, declaraba: “Jamás pienso en lo que no he hecho y lo que me hubiera gustado hacer. Nunca me ha angustiado lo que sé que no puedo recuperar. Siempre me he dejado guiar más por el instinto que por la razón. Ante la fatalidad soy una persona fría”.
El creador de Paraules d’amor, Mediterráneo o el álbum Dedicado a Antonio Machado, poeta permanece gracias a su obra en el imaginario colectivo de bastantes generaciones. Con su proverbial jocosidad, él lo cuenta así: “Hubo un catalán, universal y maravilloso, llamado Francesc Pujols, que decía: ‘Llegará un día que los catalanes, por solo serlo, iremos por el mundo y lo tendremos todo pagado’. Bueno, tampoco es eso, pero sé que si me presento en cualquier casa, me invitarán a comer y pondrán la vajilla de los domingos. ¡Me consideran uno más de la familia! La gente me trata muy bien”.
Siguen haciéndolo, se presente solo o en compañía de Joaquín Sabina, como adecuadamente refleja el documental de Francesc Relea El símbolo y el cuate, estrenado hace ahora un año. Quien empezó en mayo de 1965 actuando en público como miembro número trece de Els Setze Jutges, legendario grupo impulsor de la Nova Cançó. Siempre ha defendido la lengua paterna (catalán) y la materna (castellano), y en el ya un tanto remoto 1968 renunció al Festival de Eurovisión si no cantaba en lengua catalana, lo que incluso le llevaría después al exilio durante algún tiempo. El Noi del Poble Sec cumple 70 pero sigue siendo él mismo: un referente artístico y ético, al que nunca pudo devorar la fama. Para conocerle, en E-books de Vanguardia (en Lavanguardia.com), el lector dispone de forma gratuita del libro Serrat entre la A y la Z. Del Mediterráneo al Pacífico, escrito por el periodista Carles Gámez.
Publicado por diamantesmusicales en Noticias y tiene Comentarios desactivados en ‘Ara que tinc 70 anys’